El Intendente, Juan Manuel Ojeda, firmó un decreto que determina que la comuna no tendrá fiesta este año.