Así lo aseguró Miguel Mathus Escorihuela. El abogado especialista en derecho del agua agregó que no beneficiaría a Mendoza hasta dentro de 60 años, por lo que no es conveniente para la provincia.