El diputado dijo que Cristina reemplazó las cadenas nacionales por las cartas, en las que no hace referencia a Alberto Fernández, es un ninguneo y hace que Argentina sea un país cada vez menos confiable. El vicepresidente primero de la Cámara Baja afirmó que este no era un momento para tratar el proyecto de interrupción voluntaria del embarazado porque va a exigir un esfuerzo presupuestario y del sistema sanitario, cuando están estresados.