El abogado querellante, Fernando Burlando, dijo que buscarán probar que hubo “sadismo” en el ataque a Fernando Báez Sosa.