El inicio del 2020 coincide con la actualización del impuesto a los combustibles. Raúl Castellanos, titular de la Cámara de Empresarios de Combustibles, aseguró que el impacto en los surtidores podría ser del 2%.