Así lo expresó Enrique Viale, abogado ambientalista