Así lo contó el periodista Néstor Espósito