Hernán Solomín afirmó que Hamás no puede guiar los misiles a un objetivo fijo y por eso hay menos víctimas israelíes.