Flavia aseguró a Nihuil que les dejan el agua en tachos, se ensucia y un niño se enfermó por tomarla.

Carlos, otro de los vecinos del barrio de Las Heras, pidió por Nihuil que el camión con agua pase dos veces a la semana.