Así lo indicó por Nihuil Roxana Carro, referente de la Agrupación de Jardines Maternales. Además, dijo que debido a la suspensión de sus servicios por la pandemia se perdieron más de 3 mil vacantes y 300 puestos de trabajo. Señaló que los padres no encuentran en dónde dejar a sus hijos.