Una mujer de 77 años se convirtió en la octava víctima fatal por la pandemia de coronavirus en Argentina. Se sumó a la muerte de otra mujer, de 81 años, cuyo deceso ocurrió en Buenos Aires.   Se trata de la tercera muerte por infección con covid-19 en la provincia de Chaco.   La mujer de 81 años se convirtió en la séptima persona que muere víctima de coronavirus en Argentina. La mujer murió en el sanatorio Otamendi de Buenos Aires.   Según confirmaron las autoridades, se trató de “una mujer de 81 años de contacto estrecho con un viajante, de 82 años también internado en el Otamendi y confirmado con COVID-19, que había regresado de un viaje a los Estados Unidos”. Con él se habría contagiado de coronavirus.   El hombre permanece internado en el sanatorio Agote, el mismo en el que se registró el primer caso de la pandemia, a principios de marzo.   De esta manera son siete los fallecidos hasta el momento por la enfermedad y ascendían a 387 los infectados, 135 de los cuales en la ciudad de Buenos Aires.